Plagas de polillas

La presencia de polillas en tu casa puede ser frustrante. Para algunas personas, con fobia a las polillas, también puede ser aterrador.

Las polillas pueden causar daños en la ropa y en todo tipo de tela, a las cuales puedes tener un apego emocional. Nadie quiere encontrar su vestido de novia cuidadosamente almacenado con agujeros, o bien la manta de cuando eran niños destrozada.

El daño que estas plagas pueden causar a las alfombras, cortinas y tapicerías también puede ser muy costoso. La prevención puede jugar un papel clave en la protección de tus objetos de valor.

¿Qué daños causan las polillas?

Las polillas no comen tela, su propósito principal como insectos voladores adultos es reproducirse, son sus larvas las que hacen todo el daño.

Hay unas pocas especies de polillas que se encuentran en los hogares que pueden causar problemas y estas polillas tienen preferencias por diferentes materiales, lo que significa que sus larvas causan daños ligeramente diferentes a los tejidos y materiales, por ejemplo:

  • Las larvas de la polilla de la ropa común causan agujeros irregulares en las telas.
  • Las larvas de la palomilla de la ropa que llevan “estuche” crean agujeros más pequeños y regulares en las prendas de vestir.
  • Las larvas de la polilla doméstica marrón tienden a preferir materiales basados en animales como plumas y cuero.
  • Las larvas de polilla blanca escarban en una amplia gama de alimentos, por lo que son un poco menos perjudiciales para los téxtiles.

Signos comunes de infestación de polillas

Lo primero que la mayoría de las personas notan es el daño causado en ropa, telas o alfombras, pero hay otros indicadores de una infestación de polillas:

  • Gusano pequeño con “estuche” de seda u otros materiales.
  • Pequeños tubos de seda.
  • Pupas (capullos de seda) de las que emergen las larvas como polillas.
  • Las polillas adultas a menudo gatean en lugar de volar y dejan pelusas a su paso.
  • Congregación de polillas alrededor de alguna bombilla que tengamos encendida de noche.

Cómo prevenir las polillas

Puede ser difícil prevenir las polillas, pero hay pasos prácticos que puedes tomar para reducir el riesgo de una plaga.

Polillas

Intenta impedirles el acceso a interiores, para ayudar a proteger tu ropa y otros artículos delicados de los daños causados por la polilla.

Añade ahuyentadores basados es naftalina u otros productos químicos, intenta adquirirlos como un preparado comercial, evitando las soluciones caseras y poco efectivas.

Para garantizar el control completo de una plaga, sobre todo si es repetitiva, el tratamiento profesional es la mejor opción.

Llámanos al 690 87 36 85

 

Consejos para la prevención de la polilla

La prevención de las polillas en tu casa o negocio debe empezar siempre poniendo barreras físicas en cuanto al acceso de la polilla a la tela. Hay disponibles en el mercado cajas y bolsas herméticas para el correcto almacenamiento de ropa.

Polillas

Una vez dentro, las polillas ponen huevos en áreas oscuras y raramente perturbadas como armarios.

  • Usa mosquiteras: o cierra las cortinas por la noche para evitar que las polillas entren a tu casa a través de puertas y ventanas.
  • Aspira regularmente: aspirar rincones poco comunes elimina huevos y larvas antes que se conviertan en adultos.
  • Mantén los textiles almacenados en bolsas selladas: si planeas guardar prendas por un largo período de tiempo, guárdalos en bolsas plásticas selladas o maletas cerradas para evitar que la polilla tenga acceso y pueda poner huevos.
  • Ropa limpia: las polillas se sienten atraídas por las prendas sucias, así que siempre lava la ropa minuciosamente antes de guardarla.
¡Comparte esto en redes sociales!