Higienización de climatizaciones

Los sistemas de ventilación transportan millones de partículas contaminantes visibles y no visibles a través de los conductos de ventilación y/o climatización a diario. Debido a que el sistema se ensucia con el tiempo y el uso, la limpieza de los conductos de aire es un servicio fundamental para mejorar y mantener la calidad del aire en el interior.

Hay dos razones principales por las que llevar un mantenimiento rutinario de limpieza de conductos: las preocupaciones por la salud de trabajadores y clientes, y la ineficiencia de la unidad.

Llámanos al 696 39 06 16

Aire libre de contaminantes, hongos, virus y bacterias

Los conductos sucios y contaminados pueden dañar la salud de las personas. Esto es especialmente importante para las personas con problemas de salud como el asma, las alergias, u otras enfermedades. Algunos síntomas que pueden experimentar las personas más sensibles son tos, estornudos, dolor de cabeza, náuseas u otros síntomas de enfermedad.

Los contaminantes que se acumulan en los conductos son los siguientes:

Moho

Los conductos con moho pueden ser muy peligrosos para la salud. El moho suele crecer en los sistemas de conductos que han estado expuestos a la humedad. El moho es particularmente peligroso cuando está en el sistema de aire acondicionado o ventilación porque se esparce y circula por el aire. Si no se pone remedio, el moho en el aire puede causar reacciones alérgicas o incluso enfermedades. No todo el moho crece en zonas visibles, por lo que se debe prestar atención a cualquier olor extraño o síntoma preocupante para la salud.

Polvo

El polvo en el sistema de conductos puede afectar a la salubridad de las instalaciones. El polvo se acumula de forma natural en los sistemas de climatización con el tiempo, lo que empeora notablemente la calidad del aire.

Suciedad

Los conductos de aire que muestran signos de desgaste o los sistemas que no han sido sellados correctamente pueden estar en riesgo de contaminación por suciedad. Las inspecciones regulares y la instalación adecuada de los conductos evitan que esta forma de contaminación afecte a la calidad del aire.

Plagas

Es habitual que insectos o roedores accedan al interior del sistema de conductos. Esto puede crear una obstrucción en el sistema y/o propagar los gérmenes de sus excrementos o cadáveres.

Patógenos

Nuestras técnicas de higienización de climatizaciones incluyen una completa desinfección contra bacterias, hongos y virus (incluido el COVID-19), para conseguir una calidad del aire inigualable, a la vez que aportan seguridad al equipo humano que trabaja en las instalaciones.

Ineficiencia del sistema de ventilación

Cuando el polvo y los residuos se acumulan en el sistema, pueden bloquear los conductos y dificultar el paso del aire. Cuando ocurre esto, los filtros de aire, el aire acondicionado y la calefacción tienen que realizar un esfuerzo mayor, esto supone un desperdicio de energía, aumentando los gastos de la empresa.

Los residuos y la suciedad también pueden dañar la unidad de AC. Las partículas no deseadas pueden viajar a través de las partes sensibles de la maquinaria, causando atascos, desgaste y averías tempranas. La limpieza de los conductos maximiza la longevidad de los equipos.

Llámanos al 696 39 06 16

Proceso de limpieza de conductos de climatizacion

1. Inspección

Un técnico de FastControl capacitado y con amplia experiencia en limpieza de conductos de ventilación industrial realizará una inspección inicial para obtener una mejor comprensión de qué tipo de limpieza es necesaria y si hay algún material tóxico o peligroso para ser manejado, como el amianto o el moho.

2. Limpieza a fondo

A lo largo del proceso de limpieza, el técnico de FastControl realizará el mantenimiento en varios componentes del sistema, como son:

  • Conductos de suministro y retorno
  • Serpentines de calefacción y refrigeración
  • Difusores y rejillas
  • Bandejas de goteo
  • Carcasa y motor del ventilador
  • Carcasa de la unidad de tratamiento de aire

3. Herramientas

Nuestros técnicos especialistas utilizan cepillos y extensores para eliminar la suciedad y los residuos de los conductos de aire. Es importante que sólo se utilicen cepillos de cerdas suaves en los conductos de fibra de vidrio o revestidos de fibra de vidrio. A continuación, los residuos se eliminan con una aspiradora de partículas de aire de alta eficiencia (HEPA) o una aspirador que expulse las partículas fuera del edificio.

4. Control de calidad

El servicio incluye una comprobación final para asegurar que el sistema de conductos de aire no ha sido dañado y que los agujeros de acceso utilizados durante el proceso de limpieza han sido sellados. Nos aseguraremos de que el sistema funcione correctamente y de que no haya restos sueltos.

Llámanos al 696 39 06 16
¡Comparte esto en redes sociales!